-TEQUISQUIAPAN- HOTEL LA HERENCIA. BOOKING.COM

 
BRÚJULA

SALVEMOS A MÉXICO: NI UN VOTO A MORENA Y SUS LACAYOS. TE QUITARON:

SEGURO POPULAR. MEDICINAS. GUARDERÍAS. TRATAMIENTOS. TRABAJO. SEGURIDAD

Q
Sintesis
Sintesis
1
1



Quercus
PORTAL DE CONTENIDOS/ ABRIL. 2021.

MUERTES ESTIMADAS COVID19MX: 320 X 3.5 = 1.024.000 / HOMICIDIOS CON AMLO: 78,000 EN 25 MESES

AMLO ORDENÓ ELIMINAR RECURSOS.

NO HAY VACUNAS.NI TRATAMIENTOS

http://issuu.com/mundol/docs

NACIONAL

DESPENALIZAN SIEMBRA, VENTA Y CONSUMO DE CANNABIS

El Senado tiene atorada la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Salud y del Código Penal Federal.
 
Su objetivo es la regulación de la producción y comercialización del cannabis y sus derivados, bajo el enfoque de “libre desarrollo de la personalidad, salud pública y respeto a los derechos humanos”.

Por ello se regula en la Ley: almacenar, aprovechar, comercializar, consumir, cosechar, cultivar, distribuir, empaquetar, etiquetar, exportar, importar, investigar, patrocinar, plantar, portar, tener o poseer; preparar, producir, promover, publicitar, sembrar, transformar, transportar, suministrar, vender, y adquirir bajo cualquier título.

Se precisa que en el caso de los usos medicinal, paliativo, farmacéutico, o para la producción de cosméticos, así como el uso científico para dichos fines, se estará a lo dispuesto por la Ley General de Salud y demás normatividad aplicable.

Detalla que la producción de cannabis y sus derivados tendrá los siguientes fines: Autoconsumo: Producción en casa habitación para uso personal con fines lúdicos y producción por asociaciones de cannabis para consumo por los asociados para uso lúdico; producción para la comercialización y venta con fines lúdicos; producción con fines de investigación, y producción de cáñamo para fines industriales.

Se establece que es derecho de las personas mayores de dieciocho años consumir cannabis psicoactivo. El consumo deberá realizarse sin afectar a terceros, especialmente a personas menores de edad. Queda prohibido el consumo de cannabis en lugares denominados como “100% libres de humo de tabaco”, así como en las escuelas, públicas y privadas, de cualquier nivel educativo. En dichos lugares se fijarán los letreros, logotipos y emblemas que establezca la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Precisa que la venta del cannabis psicoactivo y sus derivados para uso lúdico se realizará exclusivamente dentro del territorio nacional, en los establecimientos autorizados. Queda prohibido el consumo de cannabis psicoactivo con fines lúdicos por personas menores de dieciocho años.

Queda prohibido el empleo de menores de dieciocho años en cualquier actividad relacionada con la producción, venta y consumo de cannabis. Asimismo, queda prohibida la realización de todo acto de promoción y propaganda de la producción y el consumo del cannabis en cualquiera de sus presentaciones.

La ley también indica que, previo otorgamiento del permiso correspondiente por parte de la Conadic, cualquier persona mayor de 18 años podrá cultivar y poseer en su lugar de residencia habitual hasta seis plantas de cannabis exclusivamente para su consumo personal con fines lúdicos. Las plantas deberán permanecer en la vivienda o casa habitación autorizada. Donde residan más de una persona consumidora mayor de 18 años, el número de plantas será de un máximo de ocho.

Previo otorgamiento del permiso correspondiente por la Conadic, las personas mayores de 18 años podrán constituir asociaciones de cannabis, sin fines de lucro, para cultivar y poseer plantas de cannabis psicoactivo para consumo de los asociados con fines lúdicos. Las asociaciones deberán constituirse con un mínimo de dos y un máximo de 20 personas mayores de edad.

 LICENCIAS COMO LAS DE VENTA DE ALCOHOL

La ley también indica que toda persona que produzca o distribuya cannabis y sus derivados para su comercialización y venta con fines lúdicos requerirá una licencia. Las licencias otorgarán el derecho de realizar, total o parcialmente, las actividades de la cadena productiva del cannabis y sus derivados para su venta, en los establecimientos autorizados, con fines lúdicos a mayores de 18 años.

De las Licencias para la producción de cannabis. Se establecen seis tipos: Integrales, las cuales permitirán la realización de todas las actividades de la cadena productiva del cannabis, desde el cultivo hasta la comercialización y venta al usuario final; con fines solamente de producción, las cuales permitirán a sus titulares el cultivo del cannabis en las áreas especificadas en la licencia.

Con fines de distribución, las cuales permitirán a sus titulares la adquisición de cannabis a un productor autorizado, con fines de venta a un comercializador autorizado; con fines de venta al usuario final, la cual permitirá a sus titulares adquirir cannabis a un licenciatario de distribución para su venta final en establecimientos autorizados.

Además, con fines de producción o comercialización de productos derivados, las cuales permitirán a sus titulares comprar cannabis a un productor autorizado a fin de transformarla en productos para su venta al usuario final. Esta licencia no autorizará la venta al usuario final de cannabis seca para fumar, y con fines de investigación: las cuales permitirán a sus titulares producir o adquirir cannabis psicoactivo para fines de investigación científica y desarrollo tecnológico.

 

Se señala que en las licencias para realizar parcialmente las actividades productivas se deberán demostrar que adquirirán, o en su caso venderán, únicamente a personas autorizadas. Asimismo, podrá negarlas o revocarlas de forma directa en aquellos casos que se acredite violación grave o reiterada de la presente Ley.

 PERMISO PARA TENERLAS EN CASA

Respecto de los permisos para el cultivo en casa habitación para uso personal con fines lúdicos se sujetarán a lo siguiente: sólo podrán ser expedidos a personas mayores de 18 años, que acrediten de manera fehaciente su domicilio y declaren el número de personas mayores de 18 que en él habitan; señalar el número de plantas autorizadas en el domicilio; especificar de manera clara e indubitable la prohibición de destinar el producto a cualquier fin distinto al permitido, entre otros.

Destaca que la Secretaría de Salud, a través de la Conadic, ejercerá la rectoría sobre la cadena productiva del cannabis psicoactivo y sus derivados, y su consumo.

Respecto a las infracciones y sanciones. Se establece que en aquellos casos en los que una persona esté en posesión de más de 28 gramos y hasta 200 gramos de cannabis, sin las autorizaciones a que se refieren esta Ley y la Ley General de Salud, será remitido a la autoridad administrativa competente, de conformidad con lo que establezca la Ley de Cultura Cívica en la Ciudad de México o su homóloga en las entidades federativas, sin perjuicio de su denominación. En su caso, la sanción será una multa de entre 60 a 120 veces el valor diario de la UMA.

Queda prohibido el consumo de cannabis psicoactivo en áreas de trabajo o instalaciones escolares, cualquiera que sea el nivel educativo, públicas o privadas. Asimismo, vender al público cualquier producto, distinto al cannabis o sus derivados, para su consumo dentro de los establecimientos autorizados para la venta de cannabis, a quien lo incumpla se sancionará con una multa de 500 hasta 3000 veces el valor diario de la UMA, la cual se duplicará en caso de reincidencia, previo apercibimiento de tal sanción.

Se sancionará con una multa de 60 a 300 veces el valor diario de la UMA a quien consuma cannabis psicoactivo en lugares o establecimientos no autorizados por la Comisión.

Ley General de Salud

También se modifican y adicionan diversos artículos de la Ley General de Salud, para hacer referencia de que tratándose de cannabis se estará a lo dispuesto por la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

Se incorpora a la Tabla de Orientación de Dosis Máximas de Consumo Personal e Inmediato, el cannabis Sativa, Índica o Mariguana con 28 gramos.

Se establece que tratándose del cannabis psicoactivo el límite superior será el equivalente a 200 veces lo permitido en la tabla, es decir 5.6 kilogramos.

Indica que se impondrá prisión de uno a tres años de prisión y de doscientos a cuatrocientos días multa, a quien sin la autorización prevista en la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, comercie o suministre, aun gratuitamente cannabis psicoactivo en cantidad que sea superior a 200 gramos e inferior la que resulte de multiplicar por 200 la cantidad señalada en la tabla del artículo 479 (5.6 Kg). Cuando la cantidad sea superior, se impondrá una pena de cinco a 15 años

Se impondrá una pena de prisión de tres a siete años y de 80 a 300 días multa, al que posea cannabis psicoactivo, cuando la cantidad de que se trate sea superior a 5.6 kilos e inferior a 14 kilos y cuando esa posesión sea con la finalidad de comerciarlos o suministrarlos, aun gratuitamente.

Código Penal Federal

Se modifica el Código Penal Federal para regular las conductas punibles relacionadas con el cannabis.

Se establece que a quien produzca, transporte, trafique, comercie o suministre, aun gratuitamente, sin la autorización a que se refieren la Ley General de Salud o la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, se impondrá una pena de cinco a quince años, siempre que la cantidad sea superior a cinco kilos seiscientos gramos.

A quien posea cannabis psicoactivo con la finalidad de cometer las conductas establecidas en la fracción anterior, se le sancionará con pena de tres a siete años de prisión, siempre que la cantidad de que se trate sea superior 5.6 kg e inferior a 14 kg. Cuando por las circunstancias del hecho la posesión del cannabis psicoactivo no pueda considerarse destinada a realizar alguna de esas conductas, se aplicará pena de diez meses a tres años y de cincuenta a ciento cincuenta días multa.

A quien introduzca o extraiga del país cannabis psicoactivo, aunque fuere en forma momentánea o en tránsito, en cantidad superior a 200 gramos e inferior a la que resulte de multiplicar por quinientos la cantidad prevista en la tabla prevista en el artículo 479 de la Ley General de Salud, se impondrá una pena de prisión de diez meses a tres años; cuando la cantidad sea mayor a la antes señalada en segundo lugar, se impondrá una pena de tres a diez años.

Se señala que queda prohibido emplear a personas menores de dieciocho años de edad o a personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho, en actividades relacionadas con la siembra, cultivo o transformación de cualquier variedad de cannabis o sus derivados.

Además, establece que a quien siembre, cultive o coseche plantas de marihuana, sin contar con la autorización en los términos de la Ley Federal para la Regulación del cannabis, se le impondrá pena de uno a seis años de prisión; si dichas actividades fueren cometidas por personas dedicadas como actividad principal a las labores propias del campo y sean de escasa instrucción o extrema necesidad económica se destruirá la cosecha y sólo serán sancionadas con la pena antes referida en casos de reincidencia.

Transitorios

En lo que se refiere a los transitorios establece que el presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y que en un plazo no mayor a 90 días naturales el Ejecutivo deberá expedir las adecuaciones al Reglamento Interior de la Secretaria de Salud (SS) y el “Decreto por el que se modifica la denominación, objeto, organización y funcionamiento del órgano desconcentrado Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones, para transformarse en la Comisión Nacional contra las Adicciones como un órgano desconcentrado de la SS”, publicado en el DOF el 20 de julio de 2016.
 

Además, específica que la Comisión Nacional contra las Adicciones fortalecerá las acciones de salud pública para atender las consecuencias del consumo problemático del cannabis psicoactivo mediante la emisión de un programa permanente de prevención y tratamiento del uso problemático del cannabis psicoactivo y la instrumentación, evaluación y seguimiento de su regulación, mismo que será remitido al Congreso. Asimismo, indica que se deberá dar preferencia a las solicitudes de licencia que presenten ejidatarios, comuneros, campesinos, comunidades indígenas, a título personal o a través de empresas o cooperativas creadas para tal efecto; tal preferencia tendrá una vigencia máxima de tres años, contados a partir del inicio de la expedición de licencias.

De igual manera, estipula que la Comisión Nacional contra las Adicciones determinará las reglas de carácter general limitaciones o prohibiciones, totales o parciales, a la adquisición, posesión y consumo de cannabis psicoactivo por personas mayores de dieciocho años y menores de veinticinco, en tanto, plantea que hasta en tanto la SS disponga de estudios científicos sobre su efecto en los seres humanos, queda prohibida la comercialización de productos comestibles que contengan cannabis psicoactivo, cualquiera que sea su presentación o empaquetado.

También fija que los asuntos y procedimientos relacionados con el presente Decreto que se encuentren en trámite a la entrada en vigor de este serán resueltos conforme a las normas jurídicas vigentes al momento de su inicio o presentación.


ColumnasyCartones >

 

AMLO TERMINA CON LA GRATUIDAD EN SALUD

  • López Obrador se apropia ahora de 33 mil millones de pesos del sector Salud, vía sus incondicionales legisladores de Morena, PT, Verde y PES, lo que muestra un Congreso sometido.

    Se acabó el fondo de gastos para enfermedades catastróficas, lo que significa que a partir de ahora, todos los enfermos –incluido niños y mujeres- con tratamientos como del cáncer, trasplantes de órganos y 66 enfermedades o padecimientos como el del VIH, malformaciones o atención a recién nacidos, se eliminan de tajo.

    Conforme al dictamen de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, su objetivo es establecer un límite a la capacidad del Fondo de Salud para el Bienestar de acumular recursos que le son transferidos por vía presupuestal pero que no son erogados.

    Es decir, cuando el Fondo de Salud para el Bienestar acumule recursos en un monto superior a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos como aportaciones al fideicomiso del Fondo, el remanente podrá destinarse a fortalecer acciones en materia de salud a través del reintegro de recursos correspondiente a la Tesorería de la Federación o mediante el Fondo de Salud para el Bienestar, pero sin reglas de operación o pre etiquetados y se deja a la discrecionalidad.

    El artículo Segundo Transitorio precisa que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) instruirá a la institución fiduciaria del Fondo de Salud para el Bienestar para que, a más tardar el 1 de abril de 2021, concentre en la Tesorería de la Federación la cantidad de hasta treinta y tres mil millones de pesos del patrimonio de ese Fideicomiso, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables.

    En un acto de irresponsabilidad y negligencia criminal de MORENA y sus aliados en la Cámara de Diputados, el destino médico de muchos mexicanos que se enfermen en el futuro cercano quedó sellado al trasladar el dinero del Fondo de Salud (33 mil millones de pesos) para el uso indiscriminado del Ejecutivo Federal.

     AMLO QUITÓ LOS RECURSOS PARA ENFREMOS DE COVID19

    Así se expresaron los diputados Éctor Jaime Ramírez Barba y Sonia Rocha Acosta durante el debate al dictamen con proyecto de decreto que adiciona un párrafo segundo al artículo 77 bis 17 y se modifica el párrafo segundo del artículo 77 bis 29 de la Ley General de Salud.

    La diputada Rocha Acosta dijo que la propuesta abre la puerta a la eliminación del derecho a la salud de este país, a la incertidumbre, a dar la espalda otra vez a los que menos tienen.

     Aseguró que, de acuerdo a estudios sectoriales, los recursos acumulados en este fondo, estimados en 33 mil millones de pesos, permiten cubrir por 10 años la atención de enfermedades catastróficas; sin embargo, en solo dos años hemos visto problemáticas como el desabasto de medicamentos y la falta de atención.

    “En 2018, el fondo tenía 101 mil millones de pesos, sin embargo, para 2019, la mayoría, Morena en la Cámara de Diputados, le retiró 40 mil millones de pesos con la reforma del INSABI y eso sí, le pusieron un transitorio en el cual se enviaría un informe detallado sobre la utilización de los recursos, sin que a la fecha se conozca reporte alguno”.

    Preguntó por qué los 33 mil millones de pesos que contiene dicho fondo, ¿no están en el Paquete Presupuestal 2021 etiquetados?.

     Y acusó directo: “se están dedicando a desmantelar las cosas que había y que eran útiles”.

    Por su parte, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, señaló a los ciudadanos al decir: “Usted que tuvo que sacar sus ahorros de la Afore para poder comprar medicamentos de bolsillo. Usted que me ve en su casa y va a tener una persona adulta con un infarto al miocardio y que le digan no (hay servicios médicos), espérese. Espérese a que hagamos la licitación. Pues no, 19 mil millones de pesos de ahorro que hoy usted (legisladores de Morena) sabe que son medicinas que no compraron. Para atender a los enfermos de Covid porque no hay un solo peso más de la federación (a los Estados). No se llenen la boca de mentiras, diciendo que va a haber dinero.

     Advirtió que “muchos mexicanos van a perder la vida por esta negligencia criminal de Morena y sus aliados. Usted que tuvo que sufrir para atender a sus enfermos en su casa porque decían “no vaya hasta que esté grave” porque hay Covid y en un país en el cual tiene diez veces menos camas que Japón, tenemos camas vacías pero los muertos en los domicilios”.

    Los Diputados aprobaron en lo general, por 242 votos a favor, 7 en contra y 5 abstenciones, el dictamen con proyecto de decreto que adiciona un párrafo segundo al artículo 77 Bis 17 y modifica el párrafo segundo del artículo 77 Bis 29 de la Ley General de Salud.

     

RELEVANTE

EL CATASTRÓFICO MANEJO DE LA PANDEMIA

  • Sólo por la pandemia México lleva, al menos, 500 mil muertos de acuerdo a la fórmula Gatell, de multiplicar las cifras oficiales por 3.2 (al diario The Guardian había dicho que el factor a multiplicar era por 8). Oficialmente declaran 132 mil 069 defunciones al 8 de enero. Y de nueva cuenta, el país superó y batió récord de contagios en un día, al registrar 11,251, además de 800 nuevos fallecimientos.

    El gobierno de López Obrador no tiene hasta hoy una sola propuesta para la construcción de hospitales o clínicas nuevas especializadas, que atiendan a los enfermos del Covid19. El Presupuesto de Egresos de las Federación 2021, no contempló formalmente recursos para la vacuna contra el SARS. Y todo hace suponer en la Ciudad de México se ha puesto en marcha el Código Azul, que significa decidir quien vive y quién muere, o al menos a quien se atiende y a quien ya no (pronto se sabrá).

    El NewYorkTimes reveló lo que la prensa en México ha documentado ampliamente, que “el gobierno utilizó cifras más bajas en dos áreas críticas.  El porcentaje de camas de hospital con ventiladores que estaban ocupadas y el porcentaje de resultado positivos de pruebas de coronavirus, de las que se indicaban públicamente en sus bases de datos oficiales. En repetidas solicitudes para comentar este artículo, los funcionarios del gobierno no explicaron de donde procedían las cifras inexplicablemente más bajas”.

    La emergencia es del tal magnitud, que no solo el sistema de Salud público y privado está colapsado, panteones y crematorios no se dan abasto. La historia gráfica que se publica a diario, es el testimonio y las pruebas de lo que se niega cada mañana.

    El 9 de septiembre pasado, seis exsecretarios de Salud (el último trabajo intelectual del doctor Guillermo Soberón), dieron a conocer un documento que se publicó y en el que emitían 14 recomendaciones para el control de la pandemia, como lo habían hecho otros países. La respuesta del gobierno fue el desprecio, y López Obrador se burló de ellos. Incluso declararía que había “domado” la pandemia y que ya había pasado lo peor.

    En 2020 se recortó en 2% el gasto a Salud, y se canceló la  contratación de más médicos o enfermeras (hasta que arreció la pandemia). El fondo de “Gastos Catastróficos” de 40 mil millones de pesos se quedó sin un centavo; más de 68 mil millones de pesos por la desaparición de Fideicomisos y otros 33 mil millones de pesos del sector salud son manejados a discreción y no se sabe (aún) su destino. Pero la suma aumenta con otras acciones recesivas del gobierno.

    Para enero de 2020, se quedaron sin tratamiento niños, mujeres y hombres con cáncer; diálisis; VIH-Sida; diabetes; cirugías; partos; cuidados neonatales; terapias de rehabilitación; quimioterapias o radiaciones; y al menos otras 60 enfermedades que cubría el catálogo del Seguro Popular.

    El Gobierno mexicano va de una pifia a otra. En noviembre pasado, había anunciado que no compraría la vacuna de Pfizer, porque no contaban con la estructura y menos su intención de crearla. “México no tiene una red de ultracongelación”, confirmaba Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y portavoz gubernamental durante la pandemia. Luego dieron marcha atrás, y llegaron tres mil dosis en medio de una parafernalia que encabezó el canciller Marcelo Ebrard, digna del mejor circo del mundo.

    El gobierno también había autorizado en noviembre a probar otras vacunas contra el coronavirus. Alrededor de 5.000 voluntarios fueron sido reclutados en la capital mexicana para probar la seguridad y eficacia del medicamento elaborado por la empresa china CanSino, sin que hasta la fecha se haya informado de los resultados.

    Miles de millones de dólares están “desaparecidos”, guardados o dilapidados, mientras la gente muere a causa del SARS_COVID_2; de enfermedades catastróficas; por falta de tratamientos para el cáncer –incluidos niños-; por falta de vacunas, insumos, personal (alrededor de 15 mil personas del sector salud fueron despedidas en 2019) o instalaciones adecuadas y por la desaparición del Seguro Popular (que cubría hasta 2018 a 52 millones 824 mil 834 personas que quedaron sin protección un año más tarde).

    Durante la última década el presupuesto para salud, medido como puntos del PIB se ha contraído. Alcanzó su punto máximo en 2013 con 2.87 puntos del PIB y, desde entonces, comenzó a descender; en 2019, con López Obrador se ejerció el menor presupuesto de los últimos diez años: 624 mil 474 mdp, 2.55 puntos del PIB.

    No se sabe aún el destino de los ¡68 mil millones de pesos!, por la eliminación en octubre de 2020, de 109 fondos y fideicomisos, que no se pudo evitar pese a la toma de la tribuna por parte de diputados de oposición; Tampoco se sabe aún el monto de los recursos que se dejaron de ejercer desde Octubre pasado, cuando Hacienda dio la orden a las secretarías de Estado de cancelar obras, compras o contrataciones, lo que paralizó al gobierno en su conjunto.

    PAGAS O TE MUERES

    Hay más de cien afecciones y eventos de salud catastróficos, que por orden del gobierno Lópezobradorista ya no cubre la salud pública en México, y que deberán ser pagados por aquellos que vayan a buscar ayuda: entre ellos los infartos de cualquier tipo y sus tratamientos.

    Mientras la realidad económica del país -en recesión- y la pandemia descontrolada del Covid19 ha cobrado la vida de miles de personas, López Obrado también trata de ocultar los más de casi 80 mil asesinatos de una brutal ola de violencia, inseguridad e ineptitud.

    Con las instituciones públicas de salud rebasadas, con una ocupación hospitalaria de 85 por ciento en Ciudad de México -hasta el martes 5 de enero- el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reportó solo seis camas disponibles para hospitalización general y 200 para intubación. En tanto, la Marina ya no tiene camas de hospitalización general para atender pacientes con Covid en la capital y solo seis para intubar, de acuerdo con los datos presentados por el gobierno de la capital, en lo que representa un paso más hacia un “escenario catastrófico”.

    En el documento Reporte 4 de enero, que publica el Gobierno de la CDMX en el portal https://covid19.cdmx.gob.mx/, se indica que en la capital hay una disponibilidad de camas de hospitalización general para atención Covid-19 de 998.  De estas, el IMSS solo tiene dos camas disponibles y el resto se reparte entre otras instituciones como la Secretaría de Salud (278 camas), el ISSSTE (con 95 camas), Sedesa (147), hospitales privados (167), Sedena (458) y en hospitales de Pemex (18).

    El gobierno Obradorista no ha anunciado ninguna inversión para atender la demanda de enfermos. Ello, pese a que ordenó retuvo los millonarios recursos de las secretarías de Estado; desmanteló el fondo de Contingencias; eliminó de facto más de una centenar de fideicomisos con al menos 190 mil millones de pesos; recursos de Salud por más de 33 mil millones.

    En cambio, la Fundación Carlos Slim y otras empresas privadas, informó que la Unidad Temporal Covid-19 (UTC), instalada en el Centro Citibanamex, amplió su capacidad de hospitalización en más del doble, al pasar de 246 a 607 camas. Destacaron que hasta el pasado lunes 4 de enero, en dicho espacio se había dado atención a 5 mil 329 personas infectadas con el nuevo coronavirus por lo que seguirá operando el tiempo que sea necesario. Se estima que podría atender hasta 10 mil pacientes.

    Los distractores de Obrador cada mañana, no pueden ocultar la realidad en que ahora viven millones de mexicanos (70 millones en pobreza y al menos 10 más en extrema pobreza), que además tienen que lidiar con la pandemia; la brutal inseguridad y violencia en todo el país, así como con una crisis económica que agrava el desempleo (más de 12 millones en edad productiva, no lo tendrán en los próximos años) y la falta de apoyos del gobierno (en Estados Unidos cada ciudadano recibió 600 dólares en efectivo aprobados por el Congreso, más incentivos fiscales y apoyos económicos para pequeñas y medianas empresas).

    FISCALÍA OMISA, ANTE  DENUNCIAS POR HOMICIDIO

    El senador Víctor Fuentes Solís denunció –el 17 de marzo de 2020- ante la Fiscalía General de la República (FGR) al secretario de Salud, Jorge Alcocer, por los delitos de tentativa de homicidio y lesiones, en virtud de su omisión frente a la pandemia de coronavirus y por no velar ni tutelar por la vida y la salud de la población.

    “En México no se han tomado las medidas necesarias ni se ha alertado a la sociedad con la transparencia que la situación lo amerita, derivado del acontecer mundial y considerando que otros países se han declarado en estado de emergencia”, expresó.

    La denuncia señala también que la omisión ocurre en tanto los funcionarios señalados han incumplido lo que Ley General de Salud prevé en sus artículos 181 y 183 “la obligación de la Secretaría de Salud a efecto de que, en caso de epidemia de carácter grave, lo que en el caso acontece, se dictarán de manera inmediata las medidas indispensables para prevenir y combatir los daños a la salud”.

    Asimismo, el senador apuntó que, de conformidad con el artículo 7 del Código Penal Federal, los delitos se configuran por la omisión del sujeto activo, como es en el caso del secretario y el subsecretario.

    “Es evidente que hay tentativa de homicidio por omisión del secretario y subsecretario de tomar las medidas necesarias e idóneas para contrarrestar la propagación y el contagio del virus; la consecuencia será que personas perderán la vida por esas decisiones”, indicó.

    HISTÓRICA FUGA DE CAPITALES

    Banco de México advirtió en marzo pasado, que el país está enfrentando el choque de la actividad económica: Fuga de capitales; venta acelerada de bonos del gobierno (motivado por la creciente desconfianza hacia el gobierno), desempleo (aumentando exponencialmente) y volatilidad extrema.

    Ha entrado en un shock financiero, “con una salida de capital como no lo habíamos visto (nunca). Con una significativa reducción de la tenencia de bonos de gobierno. Además si se da un movimiento en las tasas de interés súbito, podría exacerbar esta situación”, advirtió Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico),
    “Los pronósticos sobre la crisis económica en México reflejan severidad y la crisis será profunda”, dijo sin rodeos. Apuntó que en ningún episodio de la historia de nuestro país se había tenido una desaceleración tan súbita y profunda que dejó la auto suspensión de la actividad productiva.

    En una reunión con los integrantes de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Díaz de León informó que la pérdida de empleos formales sí es mayor al millón; sin embargo, al sumarle éstos, más los ocupados y los informales, se llega al orden de 12 millones que dejaron de tener una fuente de ingresos.

    “Yo creo que en ningún episodio de la historia se había tenido una desaceleración tan súbita y tan profunda como la que estamos teniendo, precisamente porque viene de una autosuspensión de la actividad productiva.

     

SCJN

La diferencia

Francisco Ramírez
1
Son de la Loma
De la Suprema Corte
1

De interés.

Rafael Cardona Sandoval
1

Estación San Lázaro