SON DE LA LOMA

YO NO BROMEO: TRUMP

Por Francisco Ramírez/ MUNDO LEGISLATIVO

Como nunca antes en la historia, México vive un doble peligro con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Uno, la amenaza de enviar tropas es directa y sin ambages. Nadie lo ha desmentido categóricamente. Mientras el gobierno mexicano trata de minimizarlo, y oculta la conversación entre Enrique Peña Nieto y Trump, la administración norteamericana deja correr la versión y dice que fue una expresión coloquial.

El peso del imperio se recarga al Sur de su frontera, sin que el mundo haga nada –tampoco sienten ninguna obligaci´pn-, salvo muy contadas expresiones que condenan tibiamente la bravuconería de Trump, las redadas que casan indocumentados, el muro y la anunciada renegociación de un Tratado que quiere desconocer.
Ni el Papa Francisco -cuya cede vaticana recibe millones de dólares cada año del santuario de Guadalupe- se atreve ni por piedad, a hablar directo para alertar del peligro, que no sólo es para México.

Pero ese es Trump y le corresponde a los estadunidenses hacerse cargo de él, porque lo eligieron, bien o mal, y nada podemos hacer, incluso ni unirnos.
Aquí, el gobierno alcanza un descredito como nunca antes visto.  Ha mentido tanto y en torno a asuntos muy delicados, que pocos, muy pocos pueden creer lo que digan o hagan. Son más creíbles las redes sociales –así digan mentiras-, que lo que diga cualquier funcionario peñista.

Dos: el gobierno de Peña Nieto no sólo está pasmado ante Trump. No sabe qué hacer y no se atreve. Y en el peor momento del gobierno, asume que puede imponer e impuso los brutales gasolinazos, con la autorización del Congreso. La carga impositiva empobrece a la población, y la carestía e inflación agobian a millones de personas.

Pero al presidente Peña Nieto, eso le tiene muy sin cuidado. O eso parece.

Tal vez Trump nos regrese a la realidad. Y con un poco de suerte, quizá despertemos ante el abuso de que se hace lo que se quiere y no pasa nada.

Por último: los gobernadores priistas que saquearon sus estados no aparecen.

¿No es un gran cinismo el del PRI-gobierno?

---------------------------

PROYECTO HISTORICO

Por Francisco Ramírez R.

Luego de años de retroceso en el país, en todos los órdenes, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presentó un proyecto histórico que  contó con el respaldo de la mayoría de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Su propuesta declaró inconstitucionales cinco artículos de la Ley General de Salud y otorgó un amparo a cuatro personas que ahora podrán cultivar la marihuana para consumo personal. “Pertenece a la autonomía individual… la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de la sustancia”, dice el documento del ministro, que logró abrir la puerta para el uso lúdico de la marihuana en México, un tema tabú hasta muy poco en el país.

Ministro de La Corte progresista por definición y actuación, Zaldívar Lelo de Larrea les demostró a los Poderes Ejecutivo y Legislativo que México necesita un criterio propio en materia de política interna; que el país puede ponerse en orden con inteligencia e independencia. Que se puede preservar el espíritu de la Constitución y velar por sus garantías, sin aspavientos ni traiciones.

Para nadie es secreto que en México se sembró no solo marihuana, sino la amapola para la base de la cocaína y la heroína, alentado y tolerado con mayor énfasis en el periodo de la Segunda Guerra mundial. A su término la historia fue otra, y en el devenir del tiempo el gobierno de Carlos Salinas de Gortari fue el antes y después para los carteles de la droga en México.

Sin límites entre lo tolerado y permitido, la guerra se desató sin cuartel al término del salinismo y alcanzo su apogeo con la ineptitud del panista y ultraderechista Felipe Calderón Hinojosa para vergüenza y desgracia de México.

El ministro Arturo Zaldívar merece un gran reconocimiento –como lo manifestaron sus pares en La Corte-, del gobierno y la sociedad. Trascenderá a su tiempo. Fue también el ministro que quiso enjuiciar con acierto a un gobierno completo, como el de Felipe Calderón, por su responsabilidad en la mayor tragedia que México haya vivido en su historia moderna, con la peor de las muertes de bebés en la Guardería ABC, de Hermosillo Sonora. No pudo hacerlo, por el nefasto peso político del presidencialismo, el cual ha deformado y socavado las bases sociales de la democracia; ha alentado la impunidad; los negocios ilícitos y alimentado la complicidad, sin la cual no se da la corrupción que carcome las bases mismas de la convivencia y sus valores.

Este número es un reconocimiento al ministro Zaldívar, a La Corte y a todos aquellos que alientan y tutelan las libertades individuales y colectivas en México.

Y es una condena a quienes, desde una falsa moral, se abrogan el derecho de condenar a quienes no piensan como ellos; a los que no creen en lo mismo; pero sobre todo a los que creen que hay una sola visión de país; que no cabe otra y por ello condenan las expresiones que hoy salvaguarda la Constitución, a la que quisieran de paso liquidar para sostener a una casta formada en la complicidad y la corrupción.

Y una muestra de lo anterior, es la entrega de la medalla “Belisario Domínguez” que otorga el Senado, a quien personifica al Dios de los políticos: el dinero y  los negocios al amparo del poder.


E.mail: mundolegislativo@hotmail.com

 

 

« Volver